Este sitio utiliza cookies técnicas, analíticas y de terceros.
Al continuar navegando, acepta el uso de cookies.

Preferencias cookies

Diplomacia economica

La Embajada monitorea el desempeño de la economía chilena y coordina las actividades de promoción económica de Italia en Chile, con el objetivo de fomentar el crecimiento del comercio entre ambos países, los flujos de inversión y la cooperación científica y tecnológica bilateral.

La estrategia de promoción se lleva a cabo en colaboración con la Agencia ICE en Santiago, la Cámara de Comercio Italiana en Chile y en constante coordinación con los principales representantes del empresariado italiano en Chile.

Los sistemas económicos de Italia y Chile son complementarios: Chile exporta materias primas, entre ellas algunas estratégicas para la economía italiana (cobre y celulosa); Italia exporta maquinaria de alto valor añadido, necesaria para los procesos productivos chilenos. Tras la contracción debida a la pandemia del Covid-19, el intercambio volvió a crecer en 2021, superando los niveles anteriores a la pandemia y alcanzando casi 1.900 millones de euros en 2022, con un importante saldo a favor de Italia (fuente: Observatorio Económico del MAECI).

Estabilidad macroeconómica, buenos fundamentos económicos y un clima de negocios favorable son los principales elementos que hacen de Chile uno de los países más atractivos, no sólo en el contexto latinoamericano, para las empresas extranjeras. El ingreso como miembro de pleno derecho de la OCDE en 2010 ratifica los extraordinarios esfuerzos realizados por el país en los últimos 25 años.

Una presencia empresarial consolidada y diversificada

La presencia empresarial italiana está consolidada, especialmente en los sectores de la energía, la construcción, los servicios y la agroindustria, y también cuenta con importantes presencias en los sectores financiero y de seguros.

Italia también está diversificando su presencia económico-comercial a través de importantes inversiones y colaboraciones para alcanzar los ambiciosos objetivos medioambientales de descarbonización de Chile. Ejemplos concretos se refieren a la promoción de la electromovilidad, la transformación de la matriz energética chilena y el desarrollo del hidrógeno verde, ámbitos todos ellos en los que el papel de ENEL es fundamental.

Otra área rica en oportunidades de cooperación se refiere a la economía circular, donde se está llevando a cabo un diálogo entre los actores italianos y la sociedad civil y las instituciones chilenas.

El Acuerdo de Asociación UE-Chile

Otro impacto positivo en las relaciones económico-comerciales bilaterales puede derivarse también del nuevo Acuerdo de Asociación entre la UE y Chile, que innovará el vigente desde 2003, actualizándolo y ampliándolo a nuevos ámbitos como el medio ambiente, la competencia, la transparencia, las inversiones, las aduanas, las denominaciones de origen y la simplificación de los procedimientos comerciales. Nos encontramos en la recta final antes de la entrada en vigor del nuevo Acuerdo: las negociaciones entre la UE y Chile concluyeron en diciembre de 2022 y el texto deberá ser ratificado a nivel de los Estados